Los días en que utilizabamos FTP para transferir archivos a la web están ya quedando atrás. Desde el surgimiento de GIT este proceso se ha tornado mucho más fácil, rápido y seguro.

La transferencia de archivos con GIT se logra utilizando un simple comando denominado "git clone" y agregando la url del repositorio que queremos descargar a nuestro entorno de desarrollo local.

El comando quedaría de la siguiente forma:

git clone https://github.com/storybooks/storybook.git

Además de descargar archivos desde un repositorio, podemos transferir estos archivos directamente a un servidor web utilizando el mismo comando git clone. Sin embargo, para poder hacerlo necesitamos que nuestro proveedor de hosting nos permita acceso vía shell (shell access), es decir, a través del Terminal utilizando el protocolo ssh.

En mi caso en particular, estoy utilizando los servicios de hosting de una empresa norteamericana llamada A2hosting, quiénes proporcionan acceso al Shell en sus planes de hosting compartido, lo cuál es bastante conveniente ya que podemos utilizar estas impresindibles herramientas sin tener que desembolsar grandes cantidades de dinero en servidores dedicados o VPS (Servidores Virtuales Dedicados por sus siglas en inglés).

Para ingresar al servidor vía ssh (Secure Shell) digitamos en el Terminal el siguiente comando:

ssh -p7822 usuario@example.com 

Donde "usuario" es nuestro nombre de usuario asignado por el hosting y "example.com" la url de nuestro sitio web. Una vez que ingresemos este comando, se nos pedirá la contraseña de nuestro hosting; la ingresamos y pulsamos "enter".

Una vez que estamos conectados al servidor ejecutamos "git clone"

git clone https://github.com/storybooks/storybook.git

Luego de un par de segundos, todos los archivos de nuestro repositorio estarán también en nuestro servidor.